Posteado por: reding | 3 octubre 2011

diariodecadiz.es: “Una torre almenara llena de tecnología”

Se cumplen 200 años desde que las Cortes de Cádiz decretaron la instalación de la linterna. La primera herramienta de ayuda a la navegación del Estrecho comparte hoy un edificio histórico con estaciones meteorológicas, radares y diferenciales de GPS.

“La tecnología más avanzada y la historia más arraigada van de la mano en los sistemas de ayuda a la navegación del Campo de Gibraltar. El vivo ejemplo de ello se cumple en el faro de la Isla de Tarifa, la primera herramienta de seguridad marítima instalada en el Estrecho tras instalarse una linterna primitiva sobre la torre almenara de la Isla de las Palomas por orden de las Cortes de Cádiz hace 200 años. El primer faro de la punta sur de Europa y el segundo de la provincia.

El encanto de unos muros que han sido testigos de mucho más de lo que pueden contar y la seguridad que imprime su uso actual hacen que acceder al faro de Tarifa se convierta en una experiencia al alcance de muy pocos.”

“Entre restos de lo que fue una zona militar, fuertes murallas, búnkeres y un Centro de Internamiento de Extranjeros se erige el faro, una torre de 41 metros sobre el nivel del mar que realiza tres destellos que alcanzan a verse a 27 millas náuticas cada 10 segundos. Cada faro es único y este alumbra así todas las noches, gracias a un reloj astronómico.

Juan Antonio Patrón Sandoval, jefe del Área de Desarrollo Sostenible de la APBA, publicó sendos artículos sobre la historia del faro en la revista Aljaranda y, más recientemente, en la publicación de comunicación interna de la Administración portuaria Ojo del Muelle. En ellos explica que en 1811, en plena Guerra de la Independencia, se aprobó en las Cortes de Cádiz cobrar un impuesto a los barcos que cruzaran el Estrecho para la fortificación de la isla y la instalación de la linterna que sirviera de guía a los buques que navegaran por la zona.

Tras los trámites pertinentes, en 1812 se reanudaron los trabajos que ya se iniciaron en 1799 para recrecer la torre en dos nuevos cuerpos y colocar en el último un fanal. La Gaceta de la Regencia de las Españas publicaba el 13 de marzo de 1813 el anuncio de su encendido provisional con ocho mechas. Dos siglos después, dos bombillas halógenas de 2.000 vatios son las que ayudan a la navegación en el Estrecho.

Un patio andaluz recibe a los técnicos y a los pocos visitantes que acceden a las instalaciones, que tiene tres viviendas para los antiguos fareros que allí moraban.” “Es Bien de Interés Cultural desde 1985”.

.

Artículo completo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: